Mejores resultados para las empresas forestales comunitarias


Las familias y comunidades rurales controlan cerca de un tercio de los bosques de los países en desarrollo[i], y muchas de ellas tienen empresas basadas en bosques (por ejemplo, emprendimientos familiares, asociaciones, y cooperativas). Estas empresas administran los bosques y son importantes actores de la lucha contra el cambio climático. Además, comercializan una serie de productos y servicios forestales. Pero muchas veces no logran alcanzar un objetivo fundamental: obtener ganancias de sus actividades. Por ello, hemos desarrollado un método para ayudarlas a mejorar sus resultados financieros, y queremos compartirlo contigo.

Green Value es un programa que el Dr. Thomas Holmes (del Servicio Forestal de EE. UU.) y yo hemos ideado con el fin de ayudar a las empresas forestales familiares y comunitarias y sus colaboradores a monitorear y analizar sus costos e ingresos. Nuestro objetivo es ayudar a estas empresas a tomar mejores decisiones y ser financieramente viables a largo plazo. Hemos impartido capacitaciones sobre Green Value en toda la región amazónica desde 2012.

Ahora tengo el honor de presentar Green Value mediante nuestro nuevo sitio web multilingüe www.green-value.org. El sitio cuenta con una serie de recursos, como un breve video, una versión actualizada de la Guía del Usuario y hojas de trabajo para el monitoreo y análisis de costos e ingresos, y un Kit del Facilitador Green Value para las capacitaciones. Estos recursos están disponibles en inglés, español y portugués.

¿Qué impacto tiene Green Value? Para muchas iniciativas, el uso de Green Value proporciona un primer balance preciso de los gastos e ingresos. Un muy buen ejemplo es el de Nelly Arroyo, que administra una empresa familiar de producción de bambú en Ecuador. Cuando Nelly analizó su empresa de bambú por primera vez durante un taller sobre Green Value en 2014, quedó sorprendida con los altos costos de mano de obra y transporte en los que incurría. El año siguiente, cuando se embarcaron en un nuevo emprendimiento de producción de bambú, Nelly y su marido compraron equipamiento para reducir sus costos de mano de obra, y en vez de ir a buscar el bambú donde sus proveedores, hizo que se lo despacharan. Hace poco Nelly nos confirmó que sigue usando Green Value para monitorear los costos de las varas de bambú, y que la información recabada con Green Value le ayudó a aumentar un 43 % su rentabilidad.

Otro ejemplo es la Cooperativa Mixta del Bosque Nacional de Tapajós (Coomflona), una iniciativa forestal comunitaria ubicada en la Amazonía brasileña. El personal de Coomflona, otros colaboradores y yo usamos Green Value para analizar los datos financieros de la cooperativa relativos a la producción maderera para los años 2007, 2011 y 2013. Estos análisis mostraron que la cooperativa era altamente rentable, con tasas de retorno que subieron de un 11 % en 2007 a un 92 % en 2013. Asimismo, revelamos que en 2013 la zafra maderera de la cooperativa había generado más de 1,5 millones de dólares estadounidenses para las comunidades locales. Este monto incluye los sueldos pagados a los trabajadores locales permanentes y temporeros, la compra de bienes y servicios a empresas locales, y las ganancias, que se reinvirtieron en las demás actividades comunitarias de la cooperativa y se distribuyeron a varios fondos (por ejemplo, de educación y salud).

Nelly y el personal de Coomflona forman parte de un grupo de casi 250 personas que mis colaboradores y yo hemos capacitado en el uso de Green Value en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Guatemala. Durante los talleres, que duraron tres días, los participantes usaron las hojas de trabajo de Green Value para analizar la viabilidad financiera de unos 40 productos diferentes, entre ellos madera y productos forestales no madereros como nueces de Brasil, y servicios, como el turismo y los créditos de carbono. Estamos haciendo un seguimiento a un pequeño grupo de participantes, y este año publicaremos estudios de casos para informar sobre cómo usan Green Value y cómo los ha beneficiado.

Quienes deseen usar Green Value no tienen que esperar para participar en un taller. La Guía de Usuario de Green Value contiene explicaciones detalladas e ilustraciones de los seis pasos que se deben seguir para usar las hojas de trabajo con el fin de recabar y analizar costos e ingresos. Al llegar al paso número 5, se obtiene como recompensa un fantástico conjunto de resultados que incluyen el costo por actividad, el costo por unidad vendida, las ganancias netas y la tasa de retorno. Estos datos son muy útiles para negociar precios más justos, fortalecer la gestión y la transparencia financieras, acceder a fuentes de financiamiento y fortalecer la sostenibilidad de las empresas. Y el nuevo Kit del Facilitador de Green Value, desarrollado en colaboración con la Red Internacional del Bambú y el Ratán, ayuda a los usuarios a capacitar a otras personas para que también puedan aprovechar Green Value.

¡Espero que visites www.green-value.org para obtener más información sobre Green Value, y por favor escríbeme para contarme cómo te ha ido con los materiales!

EII agradece a USAID y la Oficina de Programas Internacionales del Servicio Forestal de los Estados Unidos por su generosa ayuda en el desarrollo de este trabajo.

[i] RRI. 2012. What Rights? A Comparative Analysis of Developing Countries’ National Legislation on Community and Indigenous Peoples’ Forest Tenure Rights. Washington DC: Rights and Resources Initiative.

In English

Em Português

Share:
Share on FacebookTweet about this on Twitter