¿Cómo afectará el acuerdo comercial UE-Mercosur a los bosques de Brasil? Preguntas y respuestas con João Shimada


Cuando la Unión Europea anunció un acuerdo histórico con el mayor bloque comercial de América Latina, Mercosur, el 28 de junio, los líderes políticos de ambos lados del Atlántico celebraron la decisión. Pero los críticos sostienen que el acuerdo podría fomentar una mayor degradación ambiental en países como Brasil, donde la producción de carne de res y otras formas de agricultura son vistas como responsables de las crecientes tasas de deforestación. El Asociado en Investigación de EII, João Shimada, se ocupó por más de 20 años en el sector de agronegocios de Brasil y ahora trabaja para promover estrategias de desarrollo bajo en emisiones en las comunidades rurales de todo el Amazonas. Él opina que, si se implementa adecuadamente, el acuerdo podría ayudar a aumentar los incentivos a agricultores para que adopten prácticas sostenibles. Conversó con nosotros desde su casa en Cuiaba, en el estado brasileño de Mato Grosso.

¿Qué dice el acuerdo?

EU-Mercosur leaders
EU and Mercosur leaders announce a landmark trade deal on June 26 at the G20 Summit in Osaka, Japan. Photo via Wiki Commons

In general terms, the EU has committed to reducing import taxes on around 97% of mainly agricultural products from Mercosur. Countries in Mercosur have agreed to reduce taxes on 91% of imports from Europe. This mainly includes cars. The deal still needs to be approved by the EU Parliament and by legislative councils in the four Mercosur countries (Brazil, Argentina, Paraguay and Uruguay). It’s not easy to say how long this will take and what the final result will be. European producers are already planning ways to protect their markets, as are industries in Brazil and Argentina.

¿Cómo es que el acuerdo podría afectar los esfuerzos para reducir la deforestación?

Algunos argumentan que el aumento del comercio internacional podría ayudar a detener la deforestación a través de regulaciones más estrictas. Esto no es enteramente cierto. El consumo interno representa aproximadamente el 80% de la producción de carne de res en Brasil, por lo que cualquier restricción que implante Europa tendrá un impacto limitado en los bosques. Además, la carne de res para exportación a Europa provendrá del sur de Brasil, donde se encuentran las empresas más grandes con presencia nacional e internacional. La carne producida en el Amazonas se vende principalmente dentro del país y en países de Asia que tienden a no hacer tantas preguntas sobre el abastecimiento. Pero, en general, estoy de acuerdo en que la participación en el mercado de la UE podría tener un impacto positivo en el campo.

¿Podría brindar más detalles?

En los últimos dos o tres años, Brasil ha experimentado una creciente radicalización entre sus agricultores, en gran parte en oposición a los problemas ambientales. Este es el mismo sector que demostró ser crucial para la victoria de Bolsonaro, por lo que su gobierno permanece muy en sintonía con sus demandas.

Pero entre los productores, hay dos segmentos distintos, uno que es más agresivo en su oposición a los asuntos ambientales, y otro, más alineado con los mercados internacionales, que es más moderado. Es este último grupo el que convenció a la administración de Bolsonaro de permanecer en el Acuerdo Climático de París, a pesar de las señales anteriores que indicaban que Brasil estaba considerando retirarse. Este mismo grupo también impidió que el gobierno elimine al Ministerio del Medio Ambiente. Ambas acciones habrían dañado la posición de Brasil con los socios comerciales internacionales.

Si es que el acuerdo conduce a un aumento general del comercio y a una reducción de las barreras, se podría ganar el apoyo del grupo moderado, que además se vería fortalecido políticamente. Bajo estas condiciones, estoy seguro de que algunas condiciones ambientales se considerarían aceptables por los agricultores. A la inversa, si el acuerdo está cargado de regulaciones ambientales punitivas que obstaculizan el comercio, entonces podría tener el efecto de fortalecer al grupo radical, atrayendo al grupo moderado dentro de él.

Usted menciona que existe una cierta hostilidad a las preocupaciones ambientales. ¿Cuáles son algunas otras barreras para frenar la deforestación?

Deforestation in northern Mato Grosso, Brazil.

Lo primero que hay que entender es que hay múltiples factores que impulsan la deforestación. Uno de ellos es la especulación de la tierra. Un acre de tierra forestal cuesta de 5 a 10 veces menos que un acre de tierras de pastoreo, y de 10 a 30 veces menos que la tierra que fue preparada para cultivar soja. Además, durante los últimos 20 años, los conservacionistas crearon expectativas elevadas sobre los retornos económicos que podría traer la conservación de los bosques. Estos finalmente no se realizaron, lo que ocasionó la frustración de los propietarios de tierras. Finalmente, cuando hablamos de deforestación, estamos hablando de la frontera. No hay carreteras, no hay asistencia médica. No puedes agarrar tu teléfono y llamar a la policía. No es un lugar fácil en dónde vivir. Entonces, la pregunta principal es, incluso bajo estas condiciones, por qué la gente se está mudando allí. La respuesta es oportunidad.

Tienes una conexión personal con este trabajo, ¿no es así?

Mi familia ha estado involucrada en la deforestación por tres generaciones. Mi abuelo emigró de Japón durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando llegó a Brasil, hizo lo que muchos otros recién llegados hicieron; deforestó la tierra para plantar café. Mi padre luego emigró al norte de Brasil para plantar café. Y en mi turno, me mudé a Mato Grosso para deforestar un pedazo de tierra para pastoreo. Por lo tanto, este es mi oscuro pasado. Al igual que en los EE. UU. hace un siglo, las personas en Brasil han buscado y siguen buscando oportunidades en la frontera.

¿Pero sigue siendo optimista sobre el futuro de los bosques de Brasil?

Creo que sí. Tenemos que mirar esto estratégicamente. En eventos separados la semana pasada, recordé a la audiencia que estamos en medio de una gran transformación en la agricultura impulsada por la tecnología. Estamos ante el ojo del huracán… que moldeará cómo será la agricultura para los próximos 20 a 30 años. Y en este proceso, muchos de los agricultores que emplean prácticas no sostenibles quedarán fuera del negocio, ya sea por la falta de acceso al mercado o por la falta de acceso a créditos o licencias. Nuestro trabajo es tratar de moldear este futuro.