Jungle Stream Rafal Cichawa/Shutterstock

Abordando la Deforestación en Colombia

El Earth Innovation Institute y sus alianzas en colaboración con instituciones clave del Gobierno de Colombia elaboraron ocho recomendaciones para desarrollar una estrategia nacional de ordenamiento territorial que lleve al aumento de la productividad de la tierra, la disminución de la deforestación, degradación forestal, emisiones de gases de efecto invernadero y pobreza rural para 2020.

Para los próximos dos o tres años, Colombia tiene una excelente oportunidad para diseñar una estrategia nacional de ordenamiento territorial apoyada por el gobierno, el sector privado y la sociedad civil.

Esta estrategia nacional de ordenamiento territorial busca aumentar la producción agrícola y mejorar los medios de subsistencia rurales mientras reduce y en el largo plazo detiene la deforestación, podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la deforestación y aumentar la extracción de CO2 de la atmósfera, a través de la regeneración de los bosques a un nivel de aproximadamente 0,7 miles de millones de toneladas de CO2 equivalente para 2020.

Dichas reducciones de las emisiones serían acompañadas por co-beneficios sustanciales en forma de mejores medios de subsistencia para los pequeños agricultores, mejor calidad del aire, conservación de la biodiversidad y regulación del caudal del agua (menos inundaciones) en las cuencas. Para alcanzar dicho potencial, el Earth Innovation Institute y sus socios recomiendan una “teoría de cambio” que pretende apoyar y estratégicamente vincular a cinco oportunidades: (a) los avances realizados por la nación en la creación de un programa REDD+ jurisdiccional; (b) los avances realizados por los sectores de aceite de palma y azúcar de caña hacia la sostenibilidad; (c) la meta del sector ganadero de reducir el área de pastizales y aumentar la producción para el año 2019; (d) los programas de restitución y asentamiento de fincas y (e) el programa de bosques sembrados.