Los Pueblos Indígenas y el Desarrollo Rural de Bajas Emisiones

Abstract

El papel de los pueblos indígenas y otras comunidades tradicionales es de particular importancia para los paisajes fronterizos.

• Aproximadamente 357 millones de hectáreas de tierras forestales en 30 de los países con bosques tropicales del mundo son propiedad o están designados para el uso de los pueblos indígenas y comunidades tradicionales.

• En muchas regiones, los indígenas y otras comunidades que dependen de los bosques han evitado la deforestación a través de un uso del suelo relativamente menos intensivo o a través de la protección activa y restricciones legales para la explotación de recursos naturales por parte de externos.

• Los pueblos indígenas (PI) y comunidades tradicionales (CT) son custodios importantes de los almacenes de carbono; por ejemplo, los territorios indígenas representan el 27.1% (23,380 MtC) del carbono total sobre la superficie del suelo almacenado en la Amazonia.

• Sin embargo, los PI han sido aislados de las discusiones, acciones, incentivos y beneficios de la reducción de la deforestación (incluyendo los créditos de carbono).

En este reporte, exploramos los retos, opciones y oportunidades que existen para incrementar la inclusión y los mecanismos de repartición de beneficios para los pueblos indígenas y comunidades tradicionales en el contexto de los programas integrales de desarrollo rural de bajas emisiones en diez jurisdicciones.

En las últimas décadas, ha habido algunos avances importantes en el reconocimiento formal de los derechos de los pueblos indígenas con respecto a los bosques y sus recursos (ver a la derecha). Sin embargo, en muchos casos, estos derechos aún no están siendo respetados.

A pesar de que ha habido algunas mejoras, las comunidades indígenas y tradicionales aún enfrentan importantes retos.

• La seguridad territorial está debilitada por la falta de claridad en la tenencia de la tierra, conflictos violentos sobre la tierra y sus recursos y, en algunos casos, cambios políticos.

• Las barreras de logística y de idioma limitan la participación en diálogos de cambio climático

• El financiamiento relacionado con el clima no ha permeado a todas las jurisdicciones y sus poblaciones que dependen de los bosques.

• Las visiones del desarrollo regional en conflicto por parte de los sectores y actores detienen el diseño de estrategias efectivas y equitativas.

• Los riesgos e incertidumbres alrededor de los mercados voluntarios de carbono y proyectos de REDD+ representan obstáculos para que los pueblos indígenas y comunidades tradicionales puedan tener acceso a los beneficios. Además, la falta de cumplimiento de las expectativas de dichos proyectos comprometen su credibilidad.

Share:
Share on FacebookTweet about this on Twitter