Retos del sector agropecuario en Colombia: sostenibilidad para la competitividad

Abstract

Uno de los grandes retos para la humanidad es atender la demanda por alimentos de la creciente población mundial, a la vez que se reducen los impactos generados por la agricultura y se logran altos rendimientos en las t ierras de cultivo existentes1 . La FAO estima que para el 2050 será necesario aumentar la producción de alimentos en un 70%, por lo que la producción en los países en desarrollo casi tendría que duplicarse y la superficie de tierras cultivables se incrementaría en unos 70 millones de hectáreas2 . Así mismo se aprecia que los mercados para productos sostenibles siguen expandiéndose, y las commodities  han avanzado en el cumplimiento de estándares como resultado de las exigencias del mercado.

Colombia es uno de los países con mayor potencial para expandir su producción agropecuaria, las perspectivas de crecimiento para el sector agropecuario son positivas, y se sostienen con el incremento de la demanda mundial y del gasto del Gobierno Nacional dirigido al sector3 y los mercados internacionales aún son favorables a pesar de la tendencia a la reducción de los precios de las materias primas y a la caída del crecimiento económico global4 .

Existe una enorme oportunidad para mejorar la competitividad del sector agropecuario teniendo en cuenta las expectativas alrededor de las negociaciones de paz, los tratados de libre comercio y las metas del Plan Nacional de Desarrollo, PND. Sin embargo, como lo sugiere la Misión de Transformación del Campo, es necesario resolver los cuellos de botella y fomentar su productividad. Para aprovechar estas oportunidades, son necesarias estrategias para asegurar que el crecimiento de los sectores no resulte en una presión adicional sobre los recursos naturales y, por el contrario, convierta al sector agropecuario en un agente positivo para la transformación hacia modelos de desarrollo agropecuario sostenible, compatibles con el clima y de bajas emisiones. Estas estrategias podrían estar dirigidas a abordar elementos como los siguientes:

  • Abrir oportunidades de mercados y atraer inversiones para productos amigables ambiental y socialmente, reduciendo los riesgos relacionados con la reputación por los impactos de los sectores productivos sobre los ecosistemas naturales y el clima global. Mercados como los de biocombustibles en Europa y los Estados Unidos son un ejemplo de la demanda por materas primas sostenibles de bajas emisiones.
  • Mejorar la eficiencia en el uso del suelo , incrementando la productividad con mejores tecnologías y prácticas de manejo que aumenten la capacidad de resiliencia a fenómenos climáticos, a la vez que reduzcan las presiones sobre ecosistemas naturales.
  • Fortalecer subsectores y cadenas productivas , involucrando criterios de sostenibilidad que resulten en mejores medios de vida para los productores locales, con menores impactos ambientales, más organizadas y más incluyentes.

Earth Innovation Institute EII, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural MADR y la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC, estamos promoviendo un diálogo entre actores del sector agropecuario, como un espacio para el intercambio de experiencias y la identificación de posibles mecanismos e instrumentos para promover un desarrollo agropecuario sostenible y de bajas emisiones a nivel nacional. Este documento ofrece un marco general de base para abordar los elementos que podrían orientar la transición hacia un desarrollo rural sostenible de bajas emisiones, y que reduzca la deforestación a nivel nacional, así como proveer un marco para la identificación de incentivos apropiados y efectivos p ara los productores, las compañías y las comunidades.

Share:
Share on FacebookTweet about this on Twitter