2019
Dic

A medida que las naciones se distancian con relación al cambio climático, los gobernadores de la Amazonía buscan colaboración y alianzas

MADRID – Aun cuando los titulares proclaman un fracaso en las conversaciones climáticas recientemente llevadas a cabo en Madrid, los estados de Brasil y de toda la Amazonía están enviando fuertes señales de que están preparados para avanzar en la protección de los bosques y el desarrollo sostenible.

El vicegobernador del estado de Mato Grosso, Otaviano Pivetta, habla en una reunión de funcionarios y representantes del sector privado al margen de la COP25 en Madrid. (11 de diciembre de 2019)

Su mensaje fue expresado en un par de reuniones celebradas al margen de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, o COP25, donde los funcionarios que representan a casi la mitad de la selva amazónica pidieron una mayor colaboración e inversión del sector privado.

«Todo el mundo está mirando hacia el centro de Brasil», dijo Otaviano Pivetta, vicegobernador del estado brasileño de Mato Grosso, durante una reunión del 11 de diciembre con funcionarios brasileños y representantes del sector privado organizada por el Earth Innovation Institute (EII). Pivetta señaló que, con la infraestructura adecuada, Mato Grosso podría «aumentar la productividad en tierras previamente degradadas» mientras protege el 60 por ciento del territorio del estado actualmente cubierto de vegetación nativa. «No permitiremos la deforestación ilegal en nuestro territorio», exclamó.

La reunión se realizó luego de una mesa redonda del 9 de diciembre con gobernadores y funcionarios de Perú y Colombia, así como de Brasil, centrada en la iniciativa de Campeones de Bosques Tropicales de EII, que busca facilitar mayores inversiones en regiones que están avanzando en la protección forestal.

Mato Grosso es una de las dos únicas jurisdicciones en todo el mundo que ha recibido fondos de pago por desempeño por su exitosa implementación de los programas REDD+, y la otra es Acre en el extremo oeste de Brasil. REDD, o Reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal, se refiere al enfoque respaldado por la ONU para ayudar a combatir el cambio climático. Funcionarios del gobierno de los dos estados utilizaron la reunión para exponer en detalle sus políticas para frenar la deforestación mientras se apoya el crecimiento económico y se protegen los derechos indígenas.

Las declaraciones contrastan con lo que se describe ampliamente como un fracaso de las naciones para llegar a un acuerdo sobre una serie de cuestiones, incluida la regulación de los mercados internacionales de carbono como se describe en el Artículo 6 del Acuerdo Climático de París. Sin embargo, a medida que las naciones se distancias más en ésta y otras posiciones, los gobiernos de la Amazonía buscan una mayor colaboración y alianzas.

«Acre quiere mostrarle al mundo que tenemos la capacidad de preservar lo que es mejor, nuestros bosques», dijo Gladson Cameli, gobernador del estado de Acre. «Tenemos 2 millones de hectáreas de tierra despejada, y no hay necesidad de talar más».

El gobernador de Acre, Gladson Cameli, describe los muchos avances de su estado en protección forestal y desarrollo sostenible. (11 de diciembre de 2019)

Pero agregó que Acre es el hogar de 900,000 personas que «trabajan arduamente y quieren oportunidades … y depende de mí hablar por ellos». Continuó: «La palabra clave es sostenibilidad, pero tiene que darse en paralelo con la creación de empleos».

Hasta la fecha, solo el 3 por ciento de los fondos internacionales comprometidos para apoyar los esfuerzos para frenar la deforestación en los trópicos ha llegado a las jurisdicciones. Esa falta de capital ha llevado a los gobernadores de toda la Amazonía a buscar mayores oportunidades de inversión del sector privado.

«El mercado se está dando cuenta de que tiene que acercarse a los gobiernos y productores», dijo Daan Wensing, director de paisajes globales de IDH, una iniciativa de comercio sostenible que ayuda a facilitar las asociaciones público-privadas en apoyo de los objetivos de sostenibilidad.

Björn Rask Thomsen, director ejecutivo de Denofa, la principal planta de procesamiento de soya de Escandinavia para alimentación animal, señaló que tales alianzas deben construirse sobre la confianza y el respeto mutuo entre productores y compradores, entre las regiones productoras y consumidoras.

El director ejecutivo de EII, Dan Nepstad, destacó el creciente número de empresas, incluida la tienda en línea Amazon, que han anunciado su intención de convertirse en carbono neutral, una tendencia que dijo continuará creciendo en el futuro previsible. «Las personas en esta sala son críticas para traducir el creciente compromiso del sector privado con la neutralidad climática en flujos de financiamiento para Acre, Mato Grosso y otros gobiernos regionales que se esfuerzan por lograr un desarrollo bajo en carbono».

You are donating to : Greennature Foundation

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
paypalstripe
Loading...